RM 53-01 TOURBILLON de PABLO MAC DONOUGH

El polo es el deporte del auténtico caballero. Es la unión perfecta entre el hombre y el animal, entre la fuerza y la precisión, la velocidad y la calma. El RM 53-01 es la nueva unión «de impacto» entre Richard Mille y Pablo Mac Donough, uno de los mejores jugadores de polo del mundo. Este reloj deportivo y dinámico revela, a través del inédito cristal laminado de zafiro de su caja de carbono TPT®, un calibre tourbillon suspendido. Se trata de una compleja armadura de un tipo completamente nuevo diseñada para este deporte de riesgo y de enorme virilidad.

Que uno de los más grandes campeones de polo pueda llevar un reloj —que además es un tourbillon— en plena acción no es un milagro, sino el resultado de años de investigaciones y estudios sobre la resistencia de un reloj a la violencia de los golpes. La marca, experta en la materia, ha concebido el RM 53-01 en torno a un objetivo singular: hacerlo extremadamente resistente permitiendo, a la vez, que se muestra su calibre.

«El polo es un deporte peligroso, se producen numerosos golpes e impactos. Es un juego muy
elegante pero también precisa una excelente condición física, explica Richard Mille. Pablo ha sufrido
numerosas fracturas a lo largo de su carrera. Teniendo esto en cuenta, pedí a nuestros equipos que
concibieran un reloj capaz de resistir a todo tipo de golpes durante un partido de polo, pero dejando
el movimiento visible».

Conscientes de que un cristal estándar no ofrecería la resistencia necesaria para contrarrestar la percusión de un taco, los ingenieros de la marca en colaboración con la casa Stettler —gran especialista del zafiro— se inspiraron en las prácticas del mundo del automóvil para producir un cristal laminado. El uso de este cristal, compuesto de dos cristales de zafiro entre los que se intercala un film de polivinilo, es una primicia relojera. Frente a la fortísima onda de choque creada por el impacto de un taco, el cristal podrá fisurarse, pero jamás se romperá. Este cristal, con tratamiento antirreflejos, resistente a los rayos UV y que preserva el movimiento del ambiente externo, es una exclusividad patentada por Richard Mille.

La caja, decorada por los festoneados de refuerzo de su estructura, está mecanizada a partir de carbono TPT®, una armadura de resistencia extraordinaria y prácticamente inalterable. El carbono TPT® de la caja, famoso por su excelente resistencia a las microrroturas y a las microfisuras, presenta un grafismo ondulado y unas líneas afiladas que determinan el carácter particularmente deportivo de este reloj.

Los impactos son el principal enemigo de todo movimiento tourbillon. ¿La solución de Richard Mille? Un movimiento suspendido por cables. La arquitectura atípica de esta construcción ha precisado el desarrollo de dos platinas. La primera, denominada periférica, está fijada al chasis y sostiene los mecanismos de tensión. La segunda, denominada central, está sujeta mediante cables a la platina periférica e integra el conjunto de los engranajes del calibre así como el mecanismo de cuerda.

Como si se tratara de una araña en medio de su tela, la platina central descansa sobre dos cables de acero trenzados, de un grosor de 0,27 mm de diámetro. Estos cables, que tejen una estructura tridimensional pasando por 10 poleas, se amarran a 4 tensores. El propio relojero procede a tensar los cables rotando un tornillo Spline situado en el corazón de cada tensor. Este sistema de poleas, que asegura que la tensión sea constante, garantiza un equilibrio perfecto del conjunto. El movimiento suspendido y el titanio grado 5 de su composición (puentes y doble platina) aumentan su solidez y garantizan un excelente funcionamiento del tren de engranajes, así como una óptima amortiguación de los golpes.

El RM 53-01 Pablo Mac Donough es una edición limitada de 30 unidades de carbono TPT®.

Etiquetas
Compartir en las redes

Sigue leyendo

Colección de Gafas Invierno 2018

La nueva colección de gafas CHANEL promete brillo y...