Royal Ascot: excentricidad británica

Durante cinco días, en el hipódromo inglés más fashion del mundo, se realiza esta exclusiva carrera de caballos donde asiste la familia Real y gran parte de la nobleza inglesa. Con un estricto código de vestimenta, cada año entre las mujeres se ven los tocados más estrafalarios como espectaculares siendo los principales protagonistas.

Está posicionado como el evento más glamoroso del verano inglés. Con más de 300 años de historia, en el pasado mes de junio se celebró su edición número 360, el Royal Ascot es la tradicional carrera hípica que se destaca por sus invitados de lujo y la moda de toda Gran Bretaña. Como ya es costumbre, cada año durante los cinco días que dura el encuentro, se dan cita la aristocracia, la realeza y las celebrities en el hipódromo de Ascot, enclavado en el condado de Berkshire, donde mezclan la elegancia con la excentricidad, pero siguiendo el código de vestimenta al pie de la letra.

Toda la alta sociedad británica, sin dudas, cumple a rajatabla con las reglas del Royal Ascot. El dress code es sumamente preciso, por ejemplo, las mujeres no pueden usar vestidos con un largo por encima de las rodillas ni transparencias, y tampoco pueden asistir con sus cabezas descubiertas. Por eso, los sombreros facinator, los tocados, las pamelas y el jumpsuit son la premisa en el hipódromo más exclusivo del mundo. Todas las mujeres que participan buscan deslumbrar y año tras año se esmeran por tener el look más original. Lo que al principio resultó ser un tema de elegancia ahora parece haberse convertido en un juego donde ellas compiten por llevar el mejor tocado, o por lo menos, el más extravagante y llamativo. Los hombres, en tanto, sólo pueden usar galera sin ningún tipo de distintivo.

La soberana reina Isabel II de Inglaterra, a quien le gusta apostar, tiene asistencia perfecta. Más allá del protagonismo de los sombreros, las carreras de caballos forman parte del entretenimiento e identidad del encuentro. La Corona británica sabe agasajar y ser invitado al Royal Ascot es una demostración de pertenencia a la alta sociedad.

 

Etiquetas
Compartir en las redes

Sigue leyendo

Icono británico

La nueva Street Twin es contemporánea y accesible para...