La vida frente al bosque

Dar una nueva identidad a la propiedad de una misma familia durante varias generaciones manteniendo su esencia ha sido el reto al que el estudio Fran Silvestre se ha enfrentado en este proyecto. Una intervención que, integrada al entorno de Paterna, Valencia, da lugar a una casa con un interior de gran riqueza y heterogeneidad.


Ubicada en Paterna, una localidad de la provincia de Valencia (España), la residencia “Casa entre la pinada” lleva ese nombre por estar rodeada de un jardín de esbeltos pinos con una larga historia y gran valor sentimental para sus propietarios. La tarea de los arquitectos consistía en renovar y modernizar la casa, conservando su estructura original pero con nuevos volúmenes modernos agregados según la tradición de la arquitectura mediterránea.

Veintiuna mesetas y siete volúmenes dan forma a este proyecto. “Resultado de muchas intervenciones a lo largo del tiempo, la casa original se había ido construyendo poco a poco y en épocas muy distintas, con muy diversos estilos y sistemas constructivos” explica el arquitecto Fran Silvestre, quien señala además cómo cada uno de sus espacios narraba un momento de una historia familiar que sus miembros querían conservar. “Se trataba de que los propietarios pudieran vivir y reconocer la casa del mismo modo que lo hacían antes, pero que también se sintieran identificados y satisfechos con el resultado”, añade Silvestre que, sin negar las preexistencias y respetando la estructura original, ha diseñado un espacio renovado y uniforme, un contenedor que engloba bajo una misma estética, épocas y estilos muy distintos.

El nuevo estrato construido en la historia de este lugar empleó nuevos volúmenes para las nuevas partes del programa. De esta manera, se proyectó un espacio que albergue las zonas de ocio, conteniendo siempre la escala de la edificación que se presenta como una suerte de agregación de pequeñas piezas, que dibuja patios y acota las zonas. En el interior se respetó el sistema de semi-niveles, dando lugar a una gran heterogeneidad espacial con habitaciones de diversidad tanto en dimensiones como en alturas. La estructura portante de la vivienda original se aloja en el interior del mobiliario que tiene la misma tonalidad gris que los troncos de alguna de las especies que habitan el jardín.

El proyecto, completado recientemente, ha consistido en encontrar una identidad uniforme a la ecléctica residencia, bajo la pulcritud y austeridad arquitectónica característica del arquitecto valenciano. La casa se teje tanto entre los árboles como entre los buenos recuerdos que se han vivido generación tras generación.

Ficha técnica:

Proyecto:

Casa entre la pinada

Ubicación:

Paterna, Valencia, España

Finalización del proyecto:

Diciembre de 2016

Superficie del terreno:

3.106 m2

Superficie construida:

722 m2

Estudio:

Fran Silvestre Navarro Arquitectos

Arquitecto:

Fran Silvestre

Co-arquitectos:

Maria Masià y Estefanía Soriano

Diseño de interiores:

Alfaro Hofmann

Etiquetas
Compartir en las redes

Sigue leyendo

siempre innovador Roger dubuis

Un quejido gutural resuena desde las profundidades del laboratorio...