Evolución en los cielos

La marca Challenger de la familia Bombardier es considerado un best seller y un ícono de la aviación mundial. El nuevo Challenger 350 se presenta como una aeronave versátil, perfecto para combinar confort y negocios con estilo. Debido a una demanda continua sostiene su valor a lo largo del tiempo permitiendo que esta joya aeronáutica seduzca a un mercado de intranicho sumamente exigente. Abroche su cinturión y disfrute su viaje.

La industria retrata a los aviones privados como una herramienta de eficiencia, permitiendo acceso a aeropuertos remotos, facilitando beneficios económicos para aquél hombre de negocios que no quiere perder su tiempo. Pero mientras que la imagen de los viajes en avión privado es a menudo de hombres con elegantes trajes (o estrellas de rock), el primer dato que puede sorprender es que el 37% de los pasajeros que vuelan son mujeres. Así que dejemos las suposiciones y los prejuicios de lado.

La entrevista se realizó a bordo de un lujoso Challenger 350, un entorno bastante exótico para conversar con Fernando Zingoni, CEO de Autonomy Private Aviation Consulting, y socio argentino del fabricante canadiense de aviones ejecutivos Bombardier.

El Challenger 350 es una evolución de su predecesor 300, un producto que comenzó a entregarse a fines del año 2003 hasta el 2014. Pero desde ese entonces se trabajó con el 350 que es una versión mejorada y, dentro de su segmento súper midsize, es considerada la aeronave más exitosa”, explica Fernando sentado como si estuvera en la comodidad del living de su casa. Y agrega: “Es la primera vez que el producto Challenger 350 visita Argentina y se eligió esta aeronave porque creemos que se ubica en un segmento de mercado que todavía tiene mucho por desarrollarse en el país”. Considera que las perspectivas del país son positivas y que explica que hay tres grupos de clientes bien diferencias, uno que lo usa para sus cuestiones particulares, otro cliente que lo usa para su empresa dándole un uso netamente ejecutivo, y una tercera porción es el híbrido que lo usa para su empresa y viajes de placer.

El precio de mercado de esta joya de Bombardier de ocho plazas es de 26 millones de dólares.

Con el desarrollo de nuevas tecnologías de consumo y los innovadores diseños de fuselaje, la industria de la aviación ha enfrentado el problema de autonomía y hoy el panorama parece estar cambiando. 

Como ejemplo, la empresa canadiense Bombardier presentó su nuevo modelo súper midsize Challenger 350, que ofrece un alcance máximo de 3.200 millas náuticas (5.930 kilómetros) a una velocidad crucero de 0,82 mach (870 kilómetros por hora). De esta manera, el nuevo Challenger 350 se erige como el producto más exitoso a nivel mundial dentro de su categoría, capaz de realizar vuelos domésticos y regionales, además de poder alcanzar todos los centros económicos y de placer de Estados Unidos con una sola escala. “Esta aeronave es muy versátil y con un nivel de confort alto permite volar desde Buenos Aires a Panamá sin escalas. Apuntamos a un cliente que tenga la mayoría de sus negocios en la Argentina y parte de sus negocios en el continente, empresas a nivel regional con filiales en otros países sudaméricanos; y que de vez en cuando precise hacer un viaje a los Estados Unidos”. Tal vez por eso una de las características que lo destaca de sus competidores es su bajo costo operativo y una cabina lo suficientemente amplia y confortable como para hacer vuelos de hasta 10 u 11 horas sin escalas.

El precio de mercado de esta joya de Bombardier de ocho plazas es de 26 millones de dólares. Y los tiempos de entrega rondan un año pero eso varía dependiendo el nivel de customización que pida el cliente. Bombardier es conocido en la industria por la calidad y terminaciones de sus productos. Es un proceso delicado y detallado que hace que en Challenger 350 se viaje bien.

Datos Técnicos

Dimensiones

Longitud: 20.9 metros
Altura: 6.1 metros
Envergadura: 21 metros
Longitud de la cabina: 330 centímetros
Ancho de cabina: 7.68 centímetros
Altura de la cabina: 1.85 centímetros

Rendimiento

Autonomía: 5.930 km

Despegue: 1.474 metros

Aterrizaje: 826 metros
Altitud operativa máxima: 13.716 metros
Máxima Velocidad de crucero:470 KTAS / 870 km/h

Etiquetas
Compartir en las redes

Sigue leyendo

siempre innovador Roger dubuis

Un quejido gutural resuena desde las profundidades del laboratorio...